El gobierno del Presidente Donald Trump ha tratado de revivir la industria del carbón. Durante su campaña y lo que va de su presidencia desafió a la ciencia que sustenta el cambio climático y criticó la energía renovable como costosa y dependiente de los subsidios del gobierno, sin embargo la industria de la energía solar está en auge en todo el país.

El periódico LA times y la agencia de noticias Reuters reportan que los datos proporcionados por GTM Research, una firma de información de mercado de energía limpia, muestran que ocho de los 10 mercados solares estadounidenses de más rápido crecimiento entre 2016 y 2017 fueron estados del medio oeste o del sur que votaron por Trump, con Alabama y Mississippi encabezando la lista. Las compañías de paneles solares están incrementando las inversiones en estas regiones, lo que demuestra su confianza en que los incentivos clave de energía renovable se mantendrán en los próximos años dando como resultado el ahorro de de energía eléctrica para los usuarios de dicho servicio.

El panorama  para los consumidores de energía solar a través de paneles se ve más brillante cada vez ya que en Washington se especula con incertidumbre si la administración actual puede impulsar el carbón y los sectores nucleares mientras que los subsidios continúan con el crecimiento del combustible de la competencia eólica y solar.

Los costos estimados de la generación de energía solar han disminuido un 85 por ciento desde el 2009, lo que hace que su costo no subsidiado sea competitivo con el gas natural en las ubicaciones más soleadas, según un informe de Lazard, una firma de administración de activos.

La Casa Blanca no tuvo aclaraciones al respecto sobre la posición de la administración los temas económicos del uso de la energía solar. Pero otros republicanos son francos en su apoyo continuo a los incentivos solares, utilizando un fundamento económico en lugar de ambiental.

La expansión de la energía solar y otras tecnologías limpias ha creado miles de empleos y ha reducido las emisiones“, dijo el senador Richard Burr, un republicano de Carolina del Norte”.

De los 10 estados que instalaron las mayores cantidades de energía solar durante el año pasado, seis fueron liderados por republicanos, según los datos de GTM Research. De ellos, Utah, Carolina del Norte y Texas instalaron cada uno más de 1 gigavatio de energía solar, o lo suficiente para alimentar unas 700,000 viviendas.

En Garantía Solar sabemos los beneficios directos que tiene instalar paneles solares en casa, desde las mejoras económicas hasta la utilización de energía continua sin la explotación de los recursos naturales que cada vez se adhiere al cúmulo de actividades que contribuyen al cambio climático.

¿Estás listo para ahorrar en tus recibos de energía instalando paneles solares con nosotros y recibir incentivos de hasta $15,000 USD?